C R O N I C A S    P O L I T I C A S

Trato de delincuente a líder gremial

     Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Alguna vez lo dijo Andrés Manuel López Obrador y tenía razón: no habrá suficientes cárceles para llenarlas con funcionarios y políticos corruptos, sirvientes de la mafia que gobernó a México en su historia reciente, del PRI y del PAN.

Alonso Ancira es el primer pez gordo que engulle la Cuarta Transformación, como presunto culpable de delitos cometidos en complicidad con Emilio Lozoya, cuando fue director de PEMEX.

Ancira le vendió a Lozoya una empresa productora de fertilizantes que tenía 14 años cerrada, por la que PEMEX pagó 475 millones de dólares. Luego, el empresario transfirió 3.7 millones de dólares a una subsidiaria de Odebrecht, que luego los trianguló a una firma ligada al entonces director de la paraestatal.

El empresario está preso en España sujeto a proceso de extradición a México, y Lozoya anda a salto de mata, siendo inminente su captura. El abogado defensor del ex funcionario ya pidió a las autoridades judiciales, la comparecencia del ex Presidente Enrique Peña Nieto, para que declare sobre el affaire.

Simultáneamente, el poder judicial de Nayarit ordenó la aprehensión del ex magistrado (uno de los suyos), Jorge Ramón Marmolejo Coronado, como culpable de urdir con otros, el despojo de más de 60 mil viviendas de INFONAVIT a sus propietarios, en ocho entidades federativas.

Se acabó la impunidad y tarde que temprano llegará la barredora a Tamaulipas, para restablecer el orden y acabar con el gobierno omnipotente de la pandilla de los vientos del cambio.

Dentro de cuatro días decidirán los tamaulipecos en las urnas si están de acuerdo con la gestión de casi tres años de Francisco García Cabeza de Vaca, en lo que será un virtual referéndum, pues con sus votos calificarán el desempeño.

No es difícil predecir el desenlace si se toma en cuenta el antecedente de 2018, cuando los electores cuerudos le negaron su apoyo a Ismael para que fuera senador de mayoría relativa.

Sabedores de que no tienen el apoyo del pueblo, el PAN-gobierno dilapida el dinero en favores políticos a las familias en desamparo, con tinacos, despensas, dinero. Ahora sí que practican la recomendación presidencial “primero los pobres”.

Pero aún así, los ciudadanos atienden la sugerencia anónima: toma lo que te dan, pero no votes por el PAN.

En otros temas, el presidente municipal de la capital del crimen, Xicoténcatl González Uresti, volvió a convertir en un circo la más reciente sesión del Cabildo, con el agravante de que ahora presentó un proyecto que es un monumento a la estulticia.

Sin entrar en detalles, anunció una inversión de mil millones de pesos aportados supuestamente por un banco europeo, para resolver necesidades urbanas como agua potable, pavimentación, etcétera.

Parece ignorar el edil victorense, del PAN, que existen procedimientos institucionales que revisan antes de autorizar, el empleo de dinero ajeno en beneficio de la ciudad, pues nadie regala nada sin pedir algo a cambio.

La sesión de cabildo estuvo a punto de degenerar en zafarrancho, pues vecinos de diferentes colonias que acudieron a exigir, otra vez, el suministro de agua, fueron agredidos verbalmente por un grupo de choque hecho traer por Xico.

Integrado también por mujeres, la porra de Xico hizo irrespirable el ambiente caldeado de la sala de Cabildos, al grado de que una regidora optó por meter la paz y llevarse al exterior a las víctimas de la COMAPA.

Algunos observadores creen que los mil millones de pesos anunciados por el munícipe victorense, son un mero distractor publicitario con propósitos electorales, pues no se consiguen de la noche a la mañana.

Arturo Soto Alemán y Pilar Gómez Leal perdieron en ese show otro montón de votos…

La senadora de MORENA Néstora Salgado García visitó Nuevo Laredo para atender denuncias de violaciones de derechos humanos, especialmente los expuestos por familiares de presos políticos.

Porque todavía estaba en tiempo legal de proselitismo, la famosa senadora se permitió hacer la invitación a los tamaulipecos, de votar por un cambio de gobierno, para que las cosas vuelvan a la normalidad.

La mención de presos políticos nos hizo recordar que un juez de control accedió al pedido del Ministerio Público, de ampliar tres meses más, el plazo para cerrar la investigación emprendida contra Luis Alfredo Biasi.

Biasi, ex funcionario municipal y político de Matamoros, está detenido desde el 18 de junio de 2018, por un montón de delitos, algunos de los cuales fueron desestimados por carecer de sustento.

Este gobierno estatal, panista, tiene un Procurador de Justicia peculiar, pues primero detiene a las personas y luego las somete a investigación. A eso se refería Néstora, cuando hablaba de volver a Tamaulipas a la normalidad.

Vea el lector otro ejemplo de la gestión de este forastero, famoso por ser el autor de aquel inolvidable michoacanazo:

Policías estatales antidisturbios incautaron taxis en la Ciudad de Matamoros con diferentes pretextos. Los dueños se resistieron, fueron reprimidos a golpes, llevados presos algunos de ellos y recogidos cuando menos 30 de esos vehículos.

El ataque contra los taxistas provocó la solidaridad de sus compañeros de gremio que manejan los vehículos de transporte público, que decidieron paralizar el servicio, a manera de protesta contra el gorilismo policiaco.

Ahora, el Procurador Irving Barrios Mojica ofrece una recompensa de dos millones de pesos, a quien ofrezca información que conduzca a la captura del dirigente sindical de los taxistas.

Lo acusan de generar un clima de violencia, “afectando sensiblemente la paz y la seguridad pública de la ciudad de Matamoros”, a pesar de que ellos sólo se defendieron de la paliza que les daban los policías.

Dos millones de pesos de recompensa. No los ofrecen ni por los peores delincuentes.

Por cierto, se cumplió un año del asesinato del periodista victorense Héctor González Antonio, que era corresponsal de Excélsior y del Grupo Imagen, de radio y televisión. La investigación oficial no satisfizo a nadie, pues existen grandes inconsistencias, el más importante, la conclusión oficial de que lo mataron para robarlo… y no le robaron ninguna de sus pertenencias.

Por su parte, Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente de Ricardo Monreal Avila, perdió la pelea contra Yeidckol Polevnsky, pues MORENA lo inhabilitó durante tres años como militante y le retiró el cargo de consejero nacional.

Alejandro no se amilana y absorbe el golpe fingiendo que no le duele, pues insiste en achacarle a la dama una infinidad de acusaciones, entre ellas, la de admitir a grupos paralelos a los que llama mini-partidos, como el de René Bejarano.

Pero además, Rojas se resiste al castigo y lo califica como purga autoritaria. Acudirá a todos los tribuales, hasta extranjeros, para defender su causa, pues se declara inocente de los cargos, aduciendo que sólo ejerció su derecho de libre expresión.

Sin ser tamaulipeco, Rojas Díaz Durán ha denunciado con mucho valor los abusos del gobierno estatal, panista, lo que no es frecuente aquí dado el poder de represalia que se desencadena contra los que alzan la voz.

Río Bravo tuvo ayer otra jornada de violencia, con balaceras, persecuciones y bloqueos de la carretera de cuota a Matamoros, a la altura de la villa de Nuevo Progreso. Por supuesto, le vocería gubernamental sigue clausurada, como en los buenos tiempos del PRI.

Cumple años Carlos Cantúrosas Villarreal, con fiesta familiar muy privada por el pertinaz acecho de los violentos vientos del cambio. También hay celebración por el aniversario natal de Alberto Buenfil Baños. Y de Lorena Torres, ambos universitarios.

Un día como hoy nació Fernando Páez de León, acaecido hace dos meses.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here