Tiempo de opinar
Por Raúl Hernández Moreno

El proceso electoral 2020-2021 arranca formalmente en septiembre del 2020, el destape de candidatos es por el mes de febrero-marzo del 2021, el registro es en abril y la elección el primer domingo de julio.

Con estas fechas habrá quien diga que falta mucho tiempo para la elección y para otros, falta poco. En todo caso los que tengan interés tienen que ir construyendo sus candidaturas.

Las elecciones cada vez son más competidas. Es cierto que el PAN ha ganado las tres últimas elecciones de presidente municipal, ganó la diputación federal en 2012 y 2018 y la gubernatura en el 2016. Eso le da ventajas y lo convierte en favorito para continuar.

Sin embargo, no hay nada que garantice que el PAN vaya a ganar el 2021 hagan lo que hagan los opositores. Si el PAN quiere ganar tiene que trabajar en dos vertientes: exigir resultados a los gobiernos emanados del partido y trabajar el territorio con sus estructuras. Mantener aceitadas y funcionando las estructuras no es fácil para ningún partido. Los líderes territoriales son como divas. Se les tiene que atender con mucho tacto, cuidarlos, apapacharlos para que respondan al llamado del partido y estén listos para cuando se les necesite. Si no se les palmea la espalda, si no se les atiende, se van con el primero que les llama.

Mientras tanto, el ex regidor y ex candidato suplente a la presidencia municipal por Morena, Rogelio Soto Quiroz está pensando muy seriamente en buscar la candidatura en el 2021 para lo cual busca alianzas estratégicas con gente de su partido, pero también con integrantes de la sociedad civil.

La idea es integrar un frente amplio en el que todas las corrientes ideológicas de Morena tengan cabida, pero al mismo tiempo abrir las puertas a los apartidistas que tengan el propósito de luchar por una mejor sociedad y una mejor ciudad.

No es mala idea, porque sociedad y gobierno deben trabajar unidos, cada uno desde su trinchera, para promover a Nuevo Laredo. Para ello sirve de ejemplo lo que pasa en Laredo, Texas. El comercio está creciendo mucho. Es cierto que en el Mall del Norte y en los Outlet cierran tiendas, pero se han abierto decenas de plazas comerciales a donde acuden los compradores locales y los visitantes.

En la Arena, hay conciertos y eventos cada tres semanas, en promedio.

El Colegio de Laredo y TAMIU, están creciendo con nuevas carreras y más alumnos. Se abren locales recreativos, gimnasios, viene otro boliche.

No anda tan errado Rogelio Soto ahora tiene que buscar y conseguir alianzas y si las consigue estará compitiendo dentro de Morena para ser candidato externo a la presidencia municipal en el 2021

Sin estar afiliado al partido, tiene trato con los morenistas a los que ha recomendado ya no pelear entre sí, y lavar la ropa sucia en casa, porque cada vez que los morenistas riñen en público dan una triste imagen, porque si no se ponen de acuerdo entre sí, ¿cómo puede esperar convencer a los de afuera?

Lograr la unidad en Morena esta en chino, pero a Rogelio le gustan los retos. A echarle ganas.