Investigación Especial
Por Lic. Alberto González Káram

• Excesivo gasto público de 7 mil 239.4 millones de pesos en el Ramo Administrativo de la Presidencia de la República a cargo de Enrique Peña Nieto en el ejercicio fiscal del 2017-2018
• Durante la presente administración pública federal el balance presupuestario del gasto fue -95.3 por ciento inferior al pasar de 441.1 millones de pesos en enero del 2018 a tan solo 20.6 millones de pesos en enero del 2019

La malísima administración de Enrique Peña Nieto (2012-2018) se demuestra y comprueba con el resultado del mayor déficit fiscal acumulado en la historia de nuestro país: -10 billones 408 mil 771.2 millones de pesos, se caracterizó por la excesiva corrupción con los grandes y graves excesos del ejercicio y mala orientación del gasto público, siendo importante resaltar la reducción del gasto para el desmantelamiento del sector hidrocarburos de la empresa productiva del estado de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y del sector eléctrico de la empresa productiva del estado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que no fueron atendidas para impulsar su rentabilidad e industrialización.

El resultado obtenido de la situación financiera del gobierno federal que fue deficitario en -21 mil 639.7 millones de pesos en la administración de Peña Nieto durante enero del 2018 y se convierte en superavitario en 1 mil 074.1 millones de pesos al cierre de enero del 2019, producto del incremento del 8.66 por ciento en los ingresos al pasar de 355 mil 117.0 millones de pesos a un monto actual de 385 mil 883.5 millones de pesos, mientras que los gastos descendieron a un nivel de 384 mil 809.4 millones de pesos.

En los resultados obtenidos en la presente investigación especial, se muestra un excesivo gasto público de 7 mil 239.4 millones de pesos en el Ramo Administrativo de la Presidencia de la República a cargo de Enrique Peña Nieto en el ejercicio fiscal del 2017-2018, mientras en el mes de enero durante la presente administración pública federal el balance presupuestario del gasto fue -95.3 por ciento inferior al pasar de 441.1 millones de pesos en enero del 2018 a tan solo 20.6 millones de pesos en enero del 2019.

Es importante destacar que los gastos de la administración pública centralizada disminuyeron significativamente en enero del 2019, logrando reducciones porcentuales importantes en las siguientes oficinas de la Presidencia de la República -95.3, Gobernación -8.9, Hacienda y Crédito Público -9.7, Defensa Nacional -21.6, Agricultura y Desarrollo Rural -30.5, Comunicaciones y Transportes -16.6, Economía -26.4, Educación Pública -25.5, Salud -28.1, Marina -6.3, Trabajo y Previsión Social -43.6, Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano -85.6, Medio Ambiente y Recursos Naturales -16.5, Turismo -45.7, Función Pública -35.1, Consejería Jurídica del Ejecutivo -20.9, Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología -33.6, Comisión Reguladora de Energía -64.9, Comisión Nacional de Hidrocarburos -13.7 y Cultura -4.6, revirtiendo el creciente déficit del pasado sexenio a superávit en los primeros 60 días de la actual administración federal.

En los ramos generales se registró una reducción del gasto programable del -6.1 por ciento en las Provisiones Salariales y Económicas al pasar de 15 mil 878.9 millones de pesos en enero del 2018 a 14 mil 908.1 millones de pesos en enero del 2019.

Los resultados demuestran y comprueban la adecuada y correcta aplicación de la política de austeridad en las finanzas públicas de las Oficinas de la Presidencia de la República, dependencias de la administración pública centralizada y ramos generales, cuyo informe del mes de enero del actual gobierno federal se encuentra a disposición del Congreso de la Unión para dar cumplimiento a los diversos preceptos establecidos en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here