• El español manifestó su descontento por los criterios para definir los clubes que irán a competencias de UEFA el siguiente año

España.- El español Cesc Fábregas, mediocampista del Mónaco, expresó su molestia por la suspensión definitiva de la Ligue 1 y los criterios para definir los clubes que irán a competencias de UEFA el siguiente año, ya que la entidad monegasca ha quedado fuera de la elección.

«Me molesta muchísimo con la noticia. En el último partido que pudimos jugar lo hicimos bien en la primera parte y al final perdimos por dos detalles. Me fui con mucha rabia porque no era merecido. Hoy, cuando hemos visto la noticia, hemos pensado en eso. Por una tontería, estamos fuera de torneos de UEFA», dijo en redes sociales.

Pese a la decepción de no poder jugar Champions League ni Europa League, el campeón del mundo en 2010 dijo entender los riesgos que se hubieran corrido si se reanudaba el futbol, pues «nadie está librado» de ser contagiado por el coronavirus, ni siquiera los deportistas de alto rendimiento.

«Si toman esta decisión es porque creen que es lo correcto. Podría intentarse, pero no se va a volver a jugar. Incluso en los entrenamientos somos 55 o 60 personas, es imposible que en estas semanas de competencia no vaya a haber algún contagiado. Ojalá pudiéramos volver, pero será difícil», explicó.

El Mónaco, dirigido por el también español Robert Moreno, quedó ubicado en la novena plaza de la clasificación y no pudo llegar a ninguna final de las dos Copas que se disputan en Francia, por lo que deberá esperar hasta la siguiente campaña para buscar competencias continentales.

«Si se juega y hay algún infectado, luego vendrán los arrepentimientos. Lo primero es la salud. El 99 por ciento de los jugadores queremos jugar y que la gente nos venga a ver, pero si te detienes a pensarlo, es imposible», sentenció.