Tiempos de Guerra
Por: Chano Rangel

— Sindicalismo a la baja
— Más maquilas a paro.

No cabe duda, que ser una mujer con principios y valores, no es tarea fácil, mucho menos, si esa mujer, es líder o gobierna una entidad, o una región importante, por más pequeña que esta sea, causa molestia y ataques de misoginia, como lo que ocurrió en Reynosa, el pasado fin de semana con el diputadito Gerardo Fernández, al insultar y referirse de manera despectiva a la alcaldesa Maki Ortiz.

La reacción de la alcaldesa fue madura, sensata y como dicen, en el argot popular “una cachetada con guante blanco” y si esperemos los tamaulipecos, en especial los reynosenses, que su próxima visita, traiga soluciones y apoyos, para las miles de familias de Reynosa, que todos los días, buscan mejores condiciones de vida.

Sópalas perico, a ver que responde este pandillero político, de la respuesta de la alcaldesa Ortiz Domínguez, esperemos, que el diputado tenga decencia, si no es mucho pedir.

En otro orden, pero por el mismo rumbo, el subsecretario de hacienda de Tamaulipas, Arturo Soto Alemán, fue tajante, al declarar que de parte del gobernador Cabeza de Vaca, y de la dependencia que dirige, no hubo, ni habrá ninguna instrucción de operativos para decomiso de autos, y que lo ocurrido en Rio Bravo, dejo entre ver, fue acción única del gobierno federal.

Todo parece indicar, que los decomisos, fueron hechos de manera arbitraria por guardianes de la ley, del ámbito federal, y como lo aseguro el alcalde de Rio Bravo, Carlos Ulivarri.

El gobernador, siempre estará de la mano de los tamaulipecos, jamás autorizará alguna medida, que vaya en contra de la económica de las familias y de su patrimonio. El automóvil, sea como fuera, es una necesidad y el respeto, hacia las familias, se da de manera permanente.

Por su parte, ninguna autoridad policial, ni el SAT, hacienda federal, han dicho esta boca es mía, el silencio los hace culpables, pero aun no dan declaración, para saber exactamente que paso con el decomiso de autos en Rio Bravo.

Por lo pronto, el gobierno del estado a través del subsecretario Soto Alemán, ha sido contundente en sus aclaraciones. A caso será de carácter político las acciones, esperemos que no. Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Parece ser, que una de las acciones más vistas en los últimos días, son los paros laborales, y, por si fuera poco, estos no son auspiciados por los sindicatos. El sindicalismo en los últimos años ha ido a la baja, ya los verdaderos líderes obreros, están bajo tierra, La Quina, Agapito, Cruz Contreras, Pedro Pérez Ibarra, esos nombres son la historia, el presente es muy diferente.

En Matamoros, hasta el viernes pasado, había solo 4 maquiladoras emplazadas a paro, pero este martes, otras 10 se fueron a paro, para sumar 14, y contando también tiendas minoristas como Smart y Chedraui, donde sus empleados también exigen el famoso 20-32.

De estos paros, la mayoría de las empresas, pertenecen al gremio de Alfredo Bazán “miss cleirol” y los paros, aun no tienen la reacción de este líder sindicalista, que comenzó sus operaciones, apoderándose del sindicato de la industria química y petroquímica.

Hasta Coca-Cola y Agua Blanquita, están paro, ahora el suministro se hace desde Monterrey y Reynosa, pero mientras, cientos de familias, sin ingresos son afectadas de manera directa en su economía familiar.

Lo único cierto es, que los paros laborales, vienen a romper el clima que durante muchos años se mantuvo en calma en Matamoros, rompiendo la paz y tranquilidad de las familias, y aun sin saber quién los patrocina.

Las huelgas afectan a todos, a los comercios, al entretenimiento, a todos los sectores productivos de la ciudad, y la inestabilidad política pudiera ser también un factor de decisión, porque recuerde, que los tamaulipecos, estamos en un proceso electoral, para renovar el congreso.

chanorangel@live.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here