Maremágnum
Por Mario Vargas Suárez

Aunque el presidente López Obrador la semana pasada en una de sus Mañaneras dijo que “…la Pandemia del COVID19 nos había caído como anillo al dedo…” la verdad es que esta enfermedad mundial nos está pegando fuerte y no solo por los muertos, sospechosos y contagiados, sino por el Gran hoyo Negro que provocó.

Para aclarar el término, le comento que un hoyo o agujero negro es un cuerpo celeste del universo cuya fuerza gravitatoria es extremadamente tan fuerte, que ningún tipo de objeto, ni siquiera la luz, puede escapar de él.

Para ser más claro, la analogía nace porque pareciera que el hoyo negro del COVID19 es el devorador de la materia y en este sentido asumo que los conflictos derivados de la Pandemia.

Lo más reciente es que el exrector de la Universidad Autónoma de México, (UNAM) Juan Ramón de la Fuente, ahora embajador de México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), admitió en su columna del Universal, que dio positivo al COVID19.

El Médico admitió estar en ‘cuarentena rigurosa’ aunque su “…evolución clínica ha sido muy benigna, prácticamente sin síntomas, como ocurre en 8 de cada 10 personas que contraen el virus”, escribió.

El dos veces rector de la UNAM, y extitular de Salud en el país, admitió tener 68 años de edad y por lo mismo es un factor de riesgo por lo que trabaja vía remota y mantiene distancia de su familia y colaboradores. “Mi distancia ha sido física pero no social, estoy en constante comunicación con todos ellos.”

En la publicación periodística, el Dr. De la Fuente comentó sobre las especulaciones con los cubre-bocas y dimensionó lo que sucedería cuando haya las vacunas que tanto se andan buscando.

El problema de los cubre-bocas ha sido tan mayúsculo que en marcha está un proyecto de resolución para que la ONU tome cartas en el asunto y México ya lo planteó, hace unos días, ante la Asamblea General, quienes trabajan en video conferencias desde hace semanas.

Pero el hoyo negro del COVID19 no solo es la enfermedad, sino los conflictos que ha provocado indirectamente, como la pérdida de ingresos de muchos trabajadores formales e informales, incluso las controversias al interior de los gobiernos.

Este fin de semana las redes sociales en México han estado muy activas difundiendo videos y textos, donde gobernadores y presidentes o coordinadores de empresarios están protestando contra las determinaciones de presidente López Obrador, por ejemplo, en materia hacendaria.

Son varios los gobernadores mexicanos que solicitan al gobierno, una Reunión Nacional Hacendaria, pues manifiestan su desacuerdo en la distribución de lo que aporta cada entidad y lo que el gobierno les retorna.

En el hoyo negro está el tema de la Pandemia y quizá ‘fue la gota que derramó el vaso’ cuando se anunciaron los conflictos múltiples en el sector salud por falta de insumos en las entidades y desde luego los derechohabientes y la ciudadanía en general es quien ha pagado los ‘platos rotos’

Se puede decir con seguridad que aunque no hay denuncias formales -y si las hubiera se ocultarían de alguna forma- debe ser significativo el número de mexicanos fallecidos por COVID19 o por falta de medicamentos.

En Tamaulipas el Laboratorio Estatal, el IMSS, laboratorios privados, ISSSTE, Pemex e IMSS Bienestar, han llegado 942 casos y de éstos, 70 casos han sido confirmados, 757 han resultado negativos y 115 casos sospechosos.

Del total, seis han sido declarados totalmente recuperados y registrado 3 defunciones. A nivel nacional hasta la noche del domingo pasado, los casos de COVID-19 ascendían a 4,661 y las defunciones rebasaban ligeramente las 300.

El hoyo negro en el contexto local se agudiza cuando la mayoría de los legisladores locales, autorizaron al gobierno para solicitar un crédito por cuatro mil 600 millones de pesos.

La oposición legislativa (léase PRI y MORENA) protestaron la autorización Azul, porque insisten que la iniciativa no detalla los rubros exactos en los que se gastaría este multimillonario capital y los tamaulipecos lo saldaríamos en 20 años.

Al hoyo negro le siguen despeñando problemas.