Tiempo de opinar
Por Raúl Hernández Moreno

¿Por qué será que Pepe Carmona nunca termina con las responsabilidades que se le asignan? ¿Es por incapacidad o por ser víctima de ajustes políticos?

Egidio Torre lo invito a hacerse cargo del Instituto Estatal para los Migrantes, recién creado, en mayo de 2011 y 16 meses después fue destituido de manera vergonzosa, en medio de señalamientos extraoficiales que le atribuían toda clase de abusos. Y remarcamos: extraoficiales.

En su calidad de presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, Ramiro Ramos Salinas le inventó la cartera de Comisión de Migrantes en ese mismo 2012 y antes de dos años la posición despareció del organigrama, lo que no fue obstáculo para que este residente en Texas buscara la candidatura a una diputación federal en el 2015, bajo las siglas del PRI.

Durante meses Carmona se promovió como aspirante a diputado de los migrantes, pero fracaso en su intentona, lo que en el 2016 lo llevó a cambiar sus simpatías partidistas y se fue a apoyar al PAN, o más concretamente al candidato a gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.

En el actual sexenio regreso a la titularidad del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes donde se distinguió más por su publirelacionismo que por su efectividad.

A falta de efectividad, son las casas religiosas Nazaret y Amar los que operativamente atienden a los migrantes, tanto a los deportados mexicanos como a los que extranjeros que llegan a Nuevo Laredo con la intención de conseguir asilo en los Estados Unidos.

La atención de los dos albergues es real, no de mera saliva.

Con la salida del texano Pepe Carmona, ahora llega la ex diputada Brenda Cárdenas, esta si de raíces más mexicanas, y esperamos que esto se traduzca en un trabajo real, amparado en hechos y no en proyectos que se planean y planean y nunca se concretan.

Desechado de administraciones estatales del PRI y el PAN, es probable que ahora Carmona busque cobijo en Morena, total si el chapulineo esta a todo lo que da entre políticos profesionales, ¿por qué no en un personaje que se presenta como apartidista?

En otro tema, ¿qué estaría declarando Andrés Manuel López Obrador si 200 empresarios se reunieran con el Presidente de la República en turno y este les pidiese comprar hasta 400 mil cachitos de lotería de 500 pesos cada uno?

Diría que se trata de un derecho de piso, de una extorsión a cambio de la cual los empresarios recibirán favores.

No es la primera reunión de este tipo. En 1993 hubo una reunión similar para recaudar fondos para la campaña de Luis Donaldo Colosio en la que Emilio Azcarraga aportó 25 millones de pesos. En el 2001, Martha Sahagún organizaba reuniones para pedir donativos para su fundación Vamos México.

Los pases de charola en tiempos del PRI y el PAN se presentaban porque un partido es puerco y el otro marrano; en los tiempos de Morena los pases de charola son “voluntarios”, aunque el senador Gustavo Madero, nieto de Francisco I. Madero, el personaje histórico al que el Presidente López Obrador asegura admirar, dice que la venta de boletos de la rifa “es una extorsión”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here