Luego de la queja de los mandatarios estatales pidiendo al gobierno recursos extra y medicas económica a la altura de la crisis, que motivó una contundente respuesta del presidente, ahora los insumos médicos enviados por el IMSS son el nuevo motivo de discusión.

«Lamentable, preocupante e inaceptable: La cantidad de los insumos médicos que está enviando el Gobierno a las entidades para atender el #Covid_19 es absolutamente insuficiente. Su calidad, penosa. Hemos decidido devolverlos a la federación», informaron los mandatarios del partido opositor a través de la cuenta de la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional.

El mensaje fue acompañado de varias fotos de los insumos, destinados presuntamente al personal de la salud encargado de atender a pacientes con Covid-19, que muestran batas y cubrebocas que se consiguen en tiendas de abarrotes.

En ese sentido, Héctor Larios, secretario General del CEN de Acción Nacional, dijo que la calidad de los materiales es «una burla» y algo «inaceptable e indigno».

Y añadió: «Queremos un sistema de salud a la altura de las circunstancias»

Apenas minutos después que se conociera la noticia, el subsecretario de Salud Hugo López Gatell fue consultado en conferencia de prensa de la decisión de los gobernadores del PAN de devolver los insumos.

El funcionario, que aclaró que tiene una relación respetuosa con todos los mandatarios y que , dijo que estos insumos no eran para el personal médico, sino para el personal comunitario.

«Estos insumos no tienen un uso clínico. Estas batas transparentes e insumos no tienen una indicación de uso clínico. No son para médicos y enfermeras porque son de material delgado. No es lo que se compró en China, no es lo que vino en los aviones provenientes de China. Esto es un donativo», respondió López-Gatell.

Reiteró que «lo que se pretende es tener una bata simple para personal comunitario con riesgo de exposición muy bajo».

Además, aseguró que se comunicará con los mandatarios a través de una vía formal para aclarar el asunto.