Ciudad de México.- Las andanzas del super policía antinarco Genaro García Luna, eran conocidas no solo por las autoridades mexicanas, sino también por las de Estados Unidos.

Así el encargado de la seguridad del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, detenido en Texas para ser llevado a Nueva York donde será enjuiciado, jugaba un doble juego, al tratar con los cárteles de la droga en México, especialmente con el de Sinaloa.

La exembajadora estadounidense Roberta Jacobson, confirma que el gobierno de Calderón Hinojosa tenía en su poder la información sobre los nexos de García Luna con el narcotráfico mientras dirigía la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Jacobson niega que el gobierno de Estados Unidos cometiera alguna omisión al no actuar entonces contra el asesor, amigo, confidente y miembro del Gabinete de Felipe Calderón, primero recopiló rumores y luego consiguió información que ligaban directamente a García Luna con narcotraficantes como Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera.

Aclara la ex embajadora que la información sobre el zar antidrogas mexicano con que contaba el gobierno de Estados Unidos se consiguió de funcionarios del gobierno de Calderón, así es que no se puede culpar a Estados Unidos de no actuar, si antes no se hizo en México.

Desde diciembre de 2002 a junio de 2007 Roberta Jacobson fue titular del llamado “Mexican Desk” en el departamento de Estado de los Estados Unidos, en tiempos de Vicente Fox como presidente ya se tenían datos sobre García Luna.

NUNCA SE ACTUÓ EN SU CONTRA

A partir de 2007 Jacobson se hizo cargo de la Iniciativa Mérida y de otros temas relacionados con México y Canadá y por eso puede enfocar sus dichos sobre los seis años de García Luna al frente de la Secretaría de Seguridad Pública.

El gobierno mexicano, en ese entonces con Felipe Calderón como su presidente, sabía tanto como el de Estados Unidos sobre Luna, si no es que más y nunca actuó en su contra, por eso Estados Unidos tampoco lo hizo.

Jacobson adquiere autoridad para hablar sobre el tema, pues de diciembre de 2010 a julio de 2011 fue la número dos en la subsecretaría de Estado Adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental y además fue nombrada subsecretaria de Estado adjunta el 30 de julio de 2012.

Para procesar a Genaro García Luna, el departamento de Justicia cuenta con testimonios de narcotraficantes como Jesús Zambada García, ‘El rey Zambada’ y de Jesús Vicente Zambada Niebla, ‘El Vicentillo’, hermano e hijo respectivamente de Ismael El Mayo Zambada, actual líder del Cártel de Sinaloa.

Para acusar a García Luna sobre sus nexos con el Cártel de Sinaloa y por narcotráfico, el gobierno de Estados Unidos cuenta además con documentos y conversaciones telefónicas.

Entre las fuentes que abastecieron a la exfuncionaria estadounidense sobre el exsecretario de Seguridad Pública mexicano están elementos de la Policía Federal y oficiales del Ejército y ya Washington se encargaba de diferenciar rumores de la información dura.

Mientras tanto no tienes alternativa más que trabajar con funcionarios como García Luna para alcanzar objetivos en contra del narcotráfico, teníamos que apoyarnos en él, era el secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón.