POR José Inés Figueroa Vitela

Oye amá -le decía mi sobrina a su abuela, que era mi santa madre-, me quedó muy chuquiento el betún. ¿Pues cuántos huevos le pusiste? -le respondió con otra pregunta y enseguida complemento: bájele, mija, bájele.

Mi abuela, que amanecía en la cocina trajinando, y de ahí salía con las primeras sombras de la noche, nos tenía prohibidísimo -a quienes nacimos hombres- meter mano en esos menesteres, así que crecimos aprendiendo de lejos, enseñanzas que luego practicamos y dominamos ya de casados, de tal manera que “la modernidad” no nos sorprendió.

Y como éramos más hermanas que hermanos, aunque nacimos en el machismo más acendrado que desde la cuna nos enseñaron las mayores, entender y animar la paridad y el respeto a la mujer, en ese justo movimiento contemporáneo nos ha venido natural.

Por eso ahora además, entendemos, cómo es que se anda “enchuquiando” la política electoral.

Ayer estuvo en Victoria capital, la Consejera del Instituto Nacional Electoral, DANIA RAVEL CUEVAS, para dictar una conferencia sobre paridad de género, de cara al marco jurídico actuante.

Entre los tantos escenarios planteados, llamó particularmente la atención lo relacionado con los o las “transgénero”, que habiendo nacido barones, optan por la identidad femenina y ahora reclaman, con derechos concedidos por los tribunales, el ser incluidos dentro de las cuotas de género.

La polémica está en que, facilitándose el acceso a los cargos de elección popular a las mujeres, se han identificado casos de simulación, en los que, sin ser precisamente transgénero, algunos barones se andan declarando como tales para coronar sus aspiraciones políticas.

Ahí también se ventiló otro acuerdo vigente en el andamiaje electoral tamaulipeco, donde se precisa que ya no solo las candidaturas se darán en esquemas de paridad hombre-mujer, sino los escaños mismos, en la integración de las futuras legislaturas, consumada la elección.

Esto es que, por ejemplo, si para la actual legislatura ganaron las mujeres nueve escaños de mayoría y los hombres 13, entonces en el reparto de las plurinominales deberían equilibrar la paridad, hasta dejar 18 y 18, es decir, concederles otros 9 a ellas y solo seis a ellos, corriendo las listas de partido, que van intercaladas entre géneros.

Eso, se entiende, ya aplicará en la elección del dos de junio próximo.

Por esto y aquello, yo no tengo una recomendación para los tantos pelaos que andan haciendo pataleta y hurgando entre las leyes y acuerdos jurisdiccionales, en busca de la forma de sacarle la vuelta a las primicias de la paridad.

No se por qué, pero ahora que escuché la conferencia aquella, recordé la anécdota de la novel repostera que era entonces mi sobrina y la lección de mi madre sobre el betún enchuquiado: bajarle de huevos, es la fórmula.

La lista de aspirantes depurados por MORENA para someterlos a una encuesta y decidir las nominaciones a las 22 diputaciones locales de mayoría, dejó variadas lecturas y emociones, dentro y fuera.

Solo en el IV distrito reynosense quedó un aspirantes como para ser confirmado -JAVIER DE LA GARZA ADAME; en el resto de dos y hasta cuatro, pero con excepción del exalcalde mantense, JAVIER VILLARREAL TERÁN -otra excepción para confirmar la regla-, ninguno de los personajes venidos de otras expresiones partidistas encontró cobijo.

Y conocidos-conocidos de dentro, además, solo el Presidente del Consejo Político Estatal del partido, TOÑO LEAL DORIA, trascendió al primer cedazo, para ir a la consulta en el XIV distrito del sur victorense.

Ni los exalcaldes priístas de Valle Hermoso y Río Bravo EFRAÍN DE LEÓN y ROGELIO VILLASEÑOR, ni -de origen panistas- el exdiputado federal HUMBERTO PRIETO, el exregidor CHICHÍ GARZA y la hija de la exregidora ANITA ROSALES VÁZQUEZ, aparecieron en los prenominados.

Esta última, con su madre, desde hace tiempo migraron a la causa pejista, como lo hizo el exalcalde perredista y excandidato de Movimiento Ciudadano en Jaumave, RICARDO QUINTANILLA, pero él si apareció entre los vigentes para el distrito XVI con cabecera en Xico.

Los nóveles aspirantes en el amplio abanico que van dominando en las definiciones de los partidos, podrían considerarse en los aprecios de quienes son de la idea de que debe darse oportunidad nuevos cuadros… a desprecio de quienes reclaman experiencia y elevar el nivel del debate en la legislatura local.

Por uno y por otros, será finalmente el electorado quien tenga la última palabra en las urnas, aunque en el caso de MORENA, evidentemente, más que a los candidatos, la apuesta sigue siendo a las inercias que genere la fama de su líder, el Presidente de la República, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, para bien o para a mal, de aquí al día D.

La extitular del Instituto de Investigaciones Parlamentarias, MARÍA DEL PILAR GÓMEZ LEAL, perfilada candidata del PAN en el distrito XV victorense, confiesa que desde sus juventudes universitarias, ya soñaba con llegar a ser legisladora y hoy finalmente su partido le brinda la oportunidad de andar este camino.

Su paso como funcionaria en la actual legislatura, le permitió conocer de la técnica y el entorno de trabajo en la Cámara, pero ahora se propone, en campaña, ir a conocer las demandas más sentidas de los habitantes del distrito, porque además de hacer leyes, pondera, la presencia y gestión forman parte fundamental de las responsabilidades del diputado.

Sabe que va a hacer bien las cosas y confía en que a partir de su experiencia y honestidad, se ganará la voluntad de los ciudadanos para ganar la elección, además, promoviendo las obras y políticas del gobierno estatal panista.

Ya como diputada, expresa, ponderará la negociación, la mediación y el diálogo con las demás fuerzas políticas representadas en el congreso, a partir de las coincidencias instaladas en el interés superior de todos los tamaulipecos.

Ah y no, no va a ser el exgerente de la COMAPA victorense, recién reclutado en la Secretaría Estatal del Trabajo, GUSTAVO RIVERA, quien le vaya a coordinar la campaña; ya tiene coordinador y es un cuadro interno, del partido.

De vuelta a la visita de la integrante del Consejo General del INE, para la joven DANIA PAOLA RAVEL no hay cosa extraordinaria en las renuncias de los últimos Presidente del Consejo del IETAM y si se atrasó una semana la designación del nuevo, fue por meras cuestiones administrativas.

En efecto, la semana pasada se emitió un acuerdo en el INE, para que en lugar del día 15, sea el 21 de marzo la fecha fatal para la elección del nuevo Presidente del IETAM, corriéndose las entrevistas a los 24 aspirantes -solo uno no reunió el requisito de 5 años de antigüedad en el ejercicio de la profesión-, que debieron darse desde el fin de semana, a la semana siguiente.

En su entender, no hay presiones ni situaciones irregulares que hayan llamado la atención de las autoridades centrales del INE sobre el actuar y el entrono en que se desenvuelve el Instituto Electoral de Tamaulipas.

Por eso, la elección del nuevo Presidente del IETAM, en el que la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Locales -de la que forma parte- lleva el proceso, se sigue sobre líneas ordinarias, sin mayores acotamientos.

También pertenece a las comisiones del Registro Federal de Electores, del Servicio Profesional Electoral Nacional y el Grupo de Trabajo en Materia de Transparencia, además de presidir la de paridad de género.

Todas, de amplia incidencia en la elección local legislativa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here