CIUDAD DE MÉXICO.- Funcionarios federales, el gobernador de Michoacán y Ricardo Monreal buscan que senadores voten en favor de extender a 2028 las tareas de las Fuerzas Armadas en seguridad pública.

Esto, ante la decisión ratificada de 11 de los 13 priistas en el Senado de rechazar dicha reforma, propuesta por el tricolor en la Cámara de Diputados, donde ya fue aprobada.

Carlos Aceves del Olmo, uno de los senadores priistas que anunciaron su voto en contra, fue visitado por Adán Augusto López, titular de Segob, y el subsecretario César Yáñez, quienes le expresaron la necesidad del avance de esta reforma.

El senador perredista Antonio García Conejo recibió el mensaje del gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, para pedirle que ayude al estado a garantizar el auxilio de las Fuerzas Armadas.

Monreal, líder de Morena en el Senado, intensificó las pláticas con los coordinadores del PAN, PRI, MC y PRD, y con senadores en lo individual, en busca de los 11 votos que le faltan al bloque oficialista para alcanzar la mayoría calificada.

Ayer, Marko Cortés, líder del PAN, rompió la relación con Alejandro Moreno, tras “perder la confianza en la dirigencia del PRI”.

EN EL SENADO VAN TRAS CAZA DE VOTOS

Ante la decisión ratificada de 11 de los 13 priistas en el Senado de rechazar la permanencia de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad pública hasta 2028, integrantes del gobierno federal, el gobernador de Michoacán y el líder de los morenistas en el Senado, Ricardo Monreal, emprendieron la búsqueda de senadores para pedirles que voten en favor de la reforma.

El senador priista Carlos Aceves del Olmo, también líder de la CTM, quien anunció su voto en contra, recibió el miércoles la visita del secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández y del subsecretario César Yáñez, quienes acudieron a la central obrera para saludarlo y expresarle la necesidad del avance de esta reforma.

Mientras, a través de terceras personas, el senador perredista Antonio García Conejo recibió el mensaje del gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, para pedirle que ayude al estado a garantizar el auxilio de las Fuerzas Armadas, en tanto que Ricardo Monreal intensificó las pláticas con los coordinadores del PAN, PRI, MC y PRD, pero además, con senadores en lo individual, en busca de los 11 votos que le faltan al bloque oficialista para para construir la mayoría calificada en el Senado.

A pesar de que de manera oficial la reforma para que las Fuerzas Armadas se mantengan en el auxilio de la seguridad pública surgió de la diputada priista duranguense Yolanda de la Torre, y fue respaldada por su coordinador Rubén Moreira y el líder nacional del PRI, que también es diputado federal, Alejandro Moreno, el gobierno federal y Morena cabildean en el Senado como si hubiera sido propuesta oficialista.

El centro de atención son los 13 senadores del PRI, porque desde hace dos semanas anunciaron su voto en contra de la reforma por dos razones: no fueron informados por sus compañeros diputados federales, a pesar de que ése fue el acuerdo que tuvieron con Moreno Cárdenas, y no consideran que su papel legislativo sea maniatar las decisiones del próximo gobierno del país, independientemente del origen partidista que tenga.

De esos 13 senadores, Manuel Añorve, de Guerrero, y Mario Zamora, de Sinaloa, no han ratificado su posición inicial de rechazo y se han limitado a expresar que esperarán hasta que la bancada vuelva a reunirse para decidir el voto, pero si no hay consenso, votarán en libertad.

Pero no sólo los priistas han comenzado a registrar mensajes en busca de que voten por la reforma; también senadores de otros partidos, como del PRD, que tienen el acuerdo de votar en contra, como lo informó Juan José Fócil, senador tabasqueño.

En entrevista con Excélsior, el senador michoacano, Antonio García Conejo, explicó que “a mí en lo personal el gobernador no me lo ha dicho, pero ha comentado que la reforma o la iniciativa que presentó al PRI, que se apoye, que se respalde.

“Mi postura desde el inicio de esta lucha política y social siempre he considerado que el Ejército tiene una actividad muy específica, clara, precisa y debe mantenerse en ello. Es necesario conservar esa institución en sus tareas y siempre he sido partidario de que se deben fortalecer una policía civil, en este caso la Guardia Nacional, y no se ha logrado”, explicó.

A pregunta expresa de si el voto que emita será en contra, el senador perredista respondió:

“No puedo contradecirme. Vamos a analizar. No quiero decirte en este momento cómo será mi votación, porque depende de muchas cosas; depende de dialogar; depende de qué postura traigan, explicación, debate entre todos. No te puedo decir si será en contra o en favor, pero sí te puedo decir es que no puedo contradecirme de mi postura que siempre he tenido”.

PRESIDENTE CELEBRA QUE EJÉRCITO SIGA EN LAS CALLES

En su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la aprobación en la Cámara de Diputados del dictamen que amplía, de 5 a 9 años, la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

“Estoy muy contento con la votación de ayer en la Cámara de Diputados, porque tiene que ver con la racionalidad; es actuar pensando en la gente —como tenemos que actuar los servidores públicos—, despojarnos de nuestros intereses personales por legítimos que sean y pensar en el interés general”, subrayó.

Reconoció la actitud de los legisladores al poner en primer lugar el interés de la población en materia de seguridad.

Indicó que esta decisión posibilita a las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina apoyar en la pacificación en el país.

“Nosotros, a diferencia de otros gobiernos, nunca hemos dado la orden de torturar a nadie”, reiteró.

Los dirigentes del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Jesús Zambrano, acudieron a la toma de protesta del gobernador de Durango, Esteban Villegas. Fotos: Especial

ROTA, LA CONFIANZA HACIA ALITO: CORTÉS
La toma de protesta del gobernador de Durango, Esteban Villegas, postulado por la coalición Va por México, fue el escenario en el que quedó de manifiesta la ruptura de los dirigentes del PAN, Marko Cortés, y del PRI, Alejandro Moreno, quienes no se saludaron de manera pública.

Un día después de que se consumó en la Cámara de Diputados la reforma constitucional que puso en pausa la alianza legislativa y electoral entre panistas, priistas y perredistas, la tensión y el distanciamiento privó entre los liderazgos de esas fuerzas.

Cuestionado sobre la ausencia de saludos en el acto del nuevo gobierno duranguense, el panista Marco Cortés fue tajante ante los medios de comunicación que le preguntaron respecto al estado que guarda su trato con el priista Alejandro Moreno.

“Hemos dicho ahorita con claridad que no habrá ya relación porque ya se perdió la confianza con la dirigencia nacional del PRI, porque se deshonró la palabra y se incumplieron los acuerdos”, afirmó el dirigente de Acción Nacional.

Precisó el presidente de los panistas que, en su partido, “estaremos observando cómo votan los y las senadoras del PRI” el dictamen que amplía de 5 a 9 años la participación de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad, propuesta priista que rompió la llamada moratoria constitucional que los diputados de la coalición habían pactado.

“Esperaremos que sean consistentes con lo que han dicho hasta ahorita, que van a votar en contra. Y, a partir de ahí, yo convocaré a los órganos del partido para que, en su momento, podamos tomar una definición”, detalló Cortés en entrevista con medios de Durango.

—Ahorita se vio que ni hubo siquiera un saludo entre ambos, le comentó un reportero.

—Que estén muy bien, muchas gracias, hasta luego, se limitó a responder el líder panista.

DESTACA RELEVO

En sus redes sociales, el dirigente priista compartió fotografías con legisladores de su partido y destacó la importancia del relevo estatal.

¡“Viene un gran futuro para Durango! Estoy convencido de que el gobierno de Esteban Villegas será ejemplo de buenos resultados!”, escribió Moreno.

En las primeras filas del evento, pero separados, fueron ubicados Marko Cortés, Alejandro Moreno y el perredista Jesús Zambrano.

Los tres dirigentes estuvieron acompañados por los diputados federales Santiago Creel, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, y los coordinadores de las bancadas del PRI, Rubén Moreira, y del PRD, Luis Espinosa Cházaro.

Destacó también la presencia de la diputada del PRI, Yolanda de la Torre, duranguense, promovente de la iniciativa de reforma constitucional que suscitó la ruptura de la coalición.

La toma de protesta del gobernador priista y que ganó las elecciones como candidato de la coalición congregó a sus antecesores Maximiliano Silerio Esparza, Jorge Herrera Caldera e Ismael Hernández Deras. El saliente José Rosas Aispuro no llegó.

En representación del gobierno asistió el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, a quien el mandatario duranguense le transmitió que estaba listo para colaborar con el presidente López Obrador y con todo su equipo de trabajo.

NÚMEROS ROJOS

Expuso Esteban Villegas que Durango se encuentra en números rojos. Reveló que, si bien no tenían ni un peso para pagar la nómina, “después de una plática con el secretario (Adán Augusto), y por instrucciones de nuestro Presidente, en 10 días recibiremos 300 millones de pesos”.

– Ivonne Melgar con información de Alma Gudiño y Héctor Figueroa

“ME VOY CON LAS MANOS LIMPIAS”
El gobernador saliente, José Rosas Aispuro, no acudió a la ceremonia de toma de protesta de su sucesor, Esteban Villegas, sin embargo, dirigió un mensaje a los duranguenses en sus redes sociales.

Dijo que se va con la conciencia tranquila y “con las manos limpias”, aunque ha sido cuestionado por la corrupción durante su gestión administrativa.

Anunció que, producto de una serie de gestiones que realizo y gracias a la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador, se consiguieron recursos extraordinarios de la federación por un monto de 335 millones de pesos para el pago de nómina y apoyo a la universidad.

El gobierno entrante en Durango enfrentará un difícil panorama al enfrentar una deuda de 19 millones de pesos, que ni vendiendo todo el gobierno saliente alcanzaría para cubrir los compromisos.

Marcela Andrade Martínez, Coordinadora General del Equipo de Recepción del Proceso Entrega-Recepción destacó en días pasados que la situación actual es preocupante.

Destacó que es la única entidad que tiene una calidad llamada “default”, lo que significa incumplimiento de pago a créditos en semáforo rojo y en Sistema de Alerta de la SHCP.

Uno de los afectados por falta de pago fue el Sistema CADI, que en días pasados maestros y alumnos se presentaron en la Plaza IV Centenario, donde protestaron por la falta de alimentos que se les entregaba.