Tiempos de Guerra
Por: Chano Rangel

Esa seria la pregunta de los 16 millones, que Margarito tenia que contestar para ganar, recordando aquel personaje de la televisión de Pelayo, quien divertía en esos momentos aciagos con su humor negro.

La Pandemia maldita, no solo puso a López Obrador de cabeza y en franca perdida de su popularidad, si no que destapo toda la cloaca, de mentiras y corruptelas, de las cuales se ufanaba de ser puro, y de que la 4T, era el ejemplo para seguir en el mundo en cuestión de transparencia financiera y administrativa.

Pero esto no es así, se cayo el velo de la popularidad, ese magnifico manto protector que, le perdonaba todo al presidente; ya no fue así, primero, la cancelación del Seguro Popular, le costo puntos y acto seguido la puesta en marcha del INSABI, ocasiono un galimatías, que aún no se sabe, para que sirve.

Con estas acciones se afectaron enfermos de cáncer y de enfermedades crónicas, que alzaron las voz, pero sus gritos no fueron escuchados, como respuestas, el presidente argumento el uso político de la salud, para que sus adversarios, neoliberales, y enemigos políticos,  querían tumbarlo, derrocarlo, con un golpes de estado, lamentable y vil sus afirmaciones, pero así fueron.

Pero no tardo mucho en llegar la ola de Covid-19, esa que según decía el presidente, era menos que una gripe pasajera, pero que ya tiene en el país, 10 mil infectados, casi 1000 muertos y otros datos ocultos, que dan fe, en lo oscurito de la realidad de la pandemia.

Aún hay más, la contingencia sanitaria puso al descubierto, lo que se rumoraba en los pasillos, Que el presidente ejercía un autogobierno, sin asesores y solo con sus ideas políticos e ideológicas. Y su odio con el sector empresarial era real y de fondo. Un narcisismo a ultranza, que sale y esta causando los mayores problemas, aún superiores a la misma pandemia, la política lopez-obradorista, esta siendo más letal, que el mismo virus.

Pero como dicen en el rancho, la tormenta destapa las piedras y descubre cosas inusitadas, así quedo al descubierto el manejo de las empresas productivas como PEMEX y CFE, que han hecho despilfarro de dinero publico, amparados con la austeridad republicana, y en esos supuestos ahorros, tienen a estas paraestatales al punto del colapso financiero.

También se pudo saber, que más del 70% de los contratos de esta administración se dan de manera directa, sin licitación y bajo el escritorio, también se descubrió, que, en la conferencia de la OPEP, la secretaria de energía Roció Nahle, no sabia ni quienes eran los representantes de cada país. Lamentable y triste.

Hoy también se sabe, que las compras autorizadas por el presidente fueron amparadas en la emergencia sanitaria, sin licitación, y en beneficio de empresas marcadas e investigadas por transparencia y contraloría. Además, se a puesto a descubierto los millonarios contratos de Grupo Salinas, con el gobierno de la 4T. Así como la ve, no todos los magnates son enemigos, algunos son aliados de momento, como lo demuestran los hechos.

Pero aún hay más, por si fuera poco, el gobierno autorizo compras de pánico a la Marina, Sedena y ISSSTE e IMSS, sin licitación y con desembolsos millonarios, dejando claro, que la honestidad valiente, era solo un tema de campaña.

Por si fuera poco, el recorte presupuestal al IMSS, al ISSSTE y sector salud, sigue haciendo estragos, pero el presidente, aún piensa en su clientela electoral, en su selecto grupo de electores, que no quiere perder, poniendo en riesgo la economía nacional, y siguiendo con obras faraónicas como el aeropuerto de Santa Lucía, Refinería de 2 Bocas y el Tren Maya, obras que ocupan recursos, que mucha falta hacen en salud, pero que el presidente y su aferramiento se niegan aceptar.

La pandemia, está dejando claro, que no hay popularidad permanente, y que todo lo que sube baja, y de manera estrepitosa, la popularidad del presidente está en lo peor de su gestión, pero el sigue en sentido contrario, y acusando a todos los demás de estar en su contra.

Al tiempo

De aquello y lo demás…

Los habitantes del Fraccionamiento Villarreal y El Campanario de Reynosa, solicitaron a la autoridad municipal, la construcción de un puente peatonal, para cruzar un dren, la doctora Maki Ortiz, giro instrucciones al área correspondiente y ya está en operación la obra, hecha con recursos municipales.

Los vecinos agradecieron a la alcaldesa Ortiz Domínguez, su pronta respuesta y con ello darle viabilidad a las familias, que todos los días usaran este puente peatonal, para llegar en menor tiempo a sus hogares y empleos.

La anterior construcción era de madera, y resultaba un riesgo para los usuarios, teniendo latente accidentes innecesarios, que ya con esta nueva construcción, se evitarán al máximo. Pero como suele ser siempre hay prietitos en el arroz, al diputado Alberto Lara, nada le embona, y a emprendido un campaña de ataques en contra de la autoridad municipal.

Con estas acciones el diputado, deja claro cuales son sus intenciones, y la de ayudar a la gente por el bien común, no es una de ellas; sus aspiraciones y sueños guajiros, parecen ser su prioridad.

chanorangel@live.com.mx