Inicio Columnas Sacudiendo compromisos

Sacudiendo compromisos

0
126

Maremágnum
Por Mario Vargas Suárez

Días atrás a este regreso a clases de las vacaciones de primavera, particularmente los maestros de México se enteraron de que la reforma educativa de la 4ª Transformación (4T) va camino a la consolidación.

Algunos politólogos opinan que hubo arreglos en lo oscurito, otros líderes de opinión aseguran que por fin hubo arreglo y todo se enfila a un buen fin… aunque la Coordinadora de Trabajadores de la Educación (CNTE) dio la voz de alarma para retomar el cerco al Palacio Legislativo.

Sin embargo hasta el momento, todo en calma.

El tabasqueño venido a presidente, no ha tenido empacho para mostrar su molestia porque asegura que algunos diputados (de Morena), profesores de profesión, no votaron a favor de la reforma AMLO y estaban traicionando a sus hermanos de profesión.

El caso es que ante esta llamada de atención a la CNTE, los del SNTE se apresuran a declarar mediáticamente, su adhesión a las instituciones, léase al presidente de la república, por lo que la oficialidad se queda formalmente establecida.

Ángel Díaz Barriga Casales, uno de los mexicanos doctorado en Pedagogía por la UNAM y con alto prestigio académico de la educación en el país, ha dedicado espacios para señalar algunos mitos sobre el Artículo 16º transitorio de la iniciativa de ley que pone en vigor la reforma educativa de este sexenio.

El mito se refiere a que ese artículo transitorio deja entrever la venta de plazas, hecho que desde luego es falso, porque los maestros de México demandan del Estado Mexicano, la contratación de maestros de educación inicial, preescolar, primaria y secundaria.

La razón de esta aseveración del Dr. Díaz Barriga, es que las Escuelas Normales  son formadoras de quienes serán profesores de preescolar, primaria, secundaria, educación física, educación especial, etc., y si estas son escuela del Estado, entonces al Estado le corresponde emplear a quienes formó.

Fue esta una práctica regular en otros años y llegado el momento, el Estado Mexicano se vio rebasado por una muy mala planeación de las necesidades de profesores, ya que por los egresados de las normales oficiales y de escuelas privadas, el número de nuevos maestros creció sustancialmente en el desempleo.

Mientras que en los años 80s solo la Escuela Normal Federalizada de Tamaulipas egresó a más de 600 alumnos de una matrícula de poco más de dos mil, hacia el año escolar 2018-19 no llegan a 400 los alumnos inscritos.

Hubo de todo. Se aumentó la carrera de 3 a 4 años, se limitó el ingreso y número de grupos (hubo hasta 4 grupos de 15 estudiantes c/u) y en 1988 se adicionó el bachillerato pedagógico, más la cancelación en la adjudicación de plazas para los egresados, el panorama no fue nada halagüeño para los aspirantes.

El Doctor Díaz Barriga diferenció la carrera docente con la de los psicólogos, por ejemplo: donde las universidades los forman para desempeñarse en el campo clínico, laboral, social, educativo, etc. En las normales forman profesionales para la docencia, los egresados sólo pueden ser docentes, por lo tanto corresponde, por responsabilidad política, ética y social, que el Estado les conceda la oportunidad de desempeñarse en aquello que fueron formados.

Mientras la CNTE exigió que el Estado Mexicano debía garantizar el empleo a los egresados de las escuelas normales, porque en ellas se forman docentes profesionales con el mayor índice de competitividad, con planes y programas que el mismo Estado elabora.

Para lograr lo anterior, la Secretaría de Educación Pública (SEP) debe establecer medidas claras en su sistema de ingreso, en su Plan y programas de estudio y en su sistema de evaluación de egreso. Bajo la advertencia de no permitir egresar a quien no muestre esa consistencia académica y profesional.

El Estado Mexicano debe ser el órgano rector de la educación, a través de la SEP como autoridad en la materia, por lo que será quien maneje las plazas para los maestros, significando que esta dependencia tendrá que elaborar un reglamento específico sobre el proceso de asignación de plazas docentes, la forma como priorizará su entrega.

No hay comentarios